Logo OPP solo sigla
Inicio / Noticias / Muy a pecho



05/08/15

Semana Mundial de la Lactancia Materna


Muy a pecho


Muy a pecho Del 1 al 7 de agosto se desarrolla la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que este 2015 tendrá como lema “Amamantar y trabajar - ¡Logremos que sea posible!”. Desde el MIDES se llevan a cabo varias acciones en pos de promover la alimentación con leche materna.

Uruguay Crece Contigo (UCC) fomenta esta práctica entre sus participantes y los trabajadores y trabajadoras de MIDES; en su edificio central, cuentan desde 2013 con una sala de lactancia donde se puede amamantar y almacenar adecuadamente la leche materna.

Desde UCC, y en el marco de la celebración mundial de la lactancia materna, se reivindica la importancia de la práctica del amamantamiento exclusivo desde el nacimiento del bebé hasta los seis meses; también se recomienda, en caso de ser posible, continuar con la lactancia hasta los dos años.

Siguiendo esta misma línea, pero dirigida a los trabajadores y trabajadoras del MIDES, funciona en el 7° piso de la sede central de Montevideo una sala de lactancia especialmente acondicionada para garantizar la privacidad e higiene necesarias para el ejercicio de este derecho en forma compatible con la actividad laboral. Las madres la pueden utilizar para ordeñarse durante la jornada laboral y tanto los padres como las madres pueden asistir con sus bebés para alimentarlos y cambiarlos. 

¿Por qué dar pecho?

La leche materna es el único alimento que el bebé necesita para los primeros seis meses de vida. Otro tipo de alimentos o bebidas, inclusive el agua, aumentaría el riesgo de que sufra diarrea u otra enfermedad. La leche materna es la “primera inmunización” del bebé, no existen formulas alternativas para su protección.

La leche materna promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, además de proteger al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas. La lactancia natural exclusiva reduce la mortalidad infantil por enfermedades de la infancia, como la diarrea o la neumonía, y favorece un pronto restablecimiento en caso de enfermedad.

La lactancia natural contribuye a la salud y el bienestar de la madre, y disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario, osteoporosis, diabetes tipo II, entre otras patologías. También incrementa los recursos de la familia y el país, es una forma segura de alimentación y resulta inocua para el medio ambiente.

La lactancia requiere que la madre dedique algún tiempo silencioso y relajado para ella misma y su bebé, lo cual los ayuda a estrechar su vínculo. El contacto físico es importante para los recién nacidos y los ayuda a sentirse más seguros, cálidos y confortados. Las madres que amamantan tienen una mayor confianza en sí mismas y se sienten más cercanas y unidas a sus bebés.

Por su parte, es muy importante la participación del padre ya que puede estimular y dar seguridad a la madre; su presencia y cariño fomenta el vínculo afectivo entre madre, padre e hijo; su paciencia y comprensión son más que necesarias; el padre también puede dar la leche extraída mientras la madre trabaja o realiza otras tareas.

El demorar o restringir la toma de leche materna y sustituirlas con otros productos antes de los seis meses, continúa siendo una práctica común que aumenta el riesgo de infecciones, alergias, enfermedades de largo plazo y muerte.

Trabajo y lactancia

En el año 2009 se aprueba por parte del Ministerio de Salud Pública (MSP), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef, la Norma Nacional de Lactancia Materna de Uruguay, donde se reconoce que las madres tienen el derecho y la necesidad de ser apoyadas y estimuladas (…) por sus familias, sociedad, lugares de trabajo y el Estado. Conforme a este derecho, el Estado y la sociedad han ido avanzando hacia algunas medidas que hagan posible en la práctica el ejercicio del mismo. 

El MIDES inauguró en 2013 una sala de lactancia para trabajadores y trabajadoras del ministerio. El espacio fue creado para facilitar la lactancia materna y además se pretende promover el uso de la sala por parte de los varones que trabajan en el ministerio para que tengan un espacio de encuentro con el lactante en el que puedan dar la mamadera y cambiar pañales.

La iniciativa apunta a brindan las condiciones adecuadas en el entorno laboral para que las madres que se reintegran al trabajo puedan extraer y conservar la leche para alimentar a sus hijos, así como fomentar la corresponsabilidad en los cuidados.

La sala, que funciona en el 7° piso de la sede central del MIDES, está especialmente acondicionada para garantizar la privacidad e higiene necesarias para el ejercicio del derecho a la lactancia materna en forma compatible con la actividad laboral. El espacio cuenta con una esterilizadora, un frigobar, un enchufe (para conectar la ordeñadora eléctrica), un cambiador, jabón, toallitas, etc. para la comodidad de madres y padres.

Descargas: